Apoyo Masivo a Tonantzin Fernández en Momoxpan

En un multitudinario precierre de campaña, más de 1,500 cholultecas, junto con expresidentes auxiliares y líderes locales, mostraron su firme respaldo a Tonantzin Fernández,...
InicioPolíticaLatinus: La Fábrica de Montajes llega a Puebla

Latinus: La Fábrica de Montajes llega a Puebla

A lo largo de su carrera, Carlos Loret de Mola ha sido una figura prominente en el periodismo mexicano, no solo por su trabajo informativo sino también por su participación en varios montajes mediáticos que han generado grandes controversias.

La desinformación como herramienta de intereses económicos y élites políticas

Un tema recurrente y controvertido en la carrera de Carlos Loret de Mola es su uso de los medios de comunicación para influir en la opinión pública en favor de agendas políticas específicas. El financiamiento proveniente de figuras como Roberto Madrazo (PRI) y el prominente líder económico de derecha, Claudio X. González (PAN), evidencia que la línea editorial de LATINUS está diseñada para apoyar a Xóchitl Gálvez, candidata presidencial del frente amplio PAN-PRI-PRD. Este medio, junto con otros controlados por intereses de élite, constantemente respalda su campaña, lanzando ataques sistemáticos contra Claudia Sheinbaum, en un esfuerzo por mermar la ventaja que posee gracias a los resultados del proyecto político de Morena impulsado por el presidente López Obrador.

Esta situación configura una lucha de titanes: por un lado, los seguidores e influencers del presidente, apoyados por las “mañaneras” que él transmite diariamente, y por el otro, medios que históricamente se beneficiaron de gobiernos conservadores y que hoy, sintiéndose marginados, están dispuestos a todo para recuperar el poder.

El incidente en el que Claudia Sheinbaum fue interceptada por hombres encapuchados en una carretera sirve como claro ejemplo de los montajes atribuidos a Latinus, siendo el único medio presente en un lugar aleatorio de una autopista, buscando fabricar una percepción de inseguridad nacional. Este acto fue interpretado por el presidente López Obrador durante una conferencia como un montaje organizado por la derecha, con el objetivo de dañar su proyecto y disminuir su popularidad en el país.

El Montaje del Aquarium de Veracruz

Recientemente, Loret de Mola presentó un informe sobre el Aquarium de Veracruz, alegando que bajo la administración actual, el recinto perdió más de mil quinientos animales. El gobernador Cuitláhuac García Jiménez respondió a través de redes sociales, acusando al reportaje de ser un montaje y explicando que el aquarium estaba en remodelación, sugiriendo que las imágenes usadas en el informe eran desactualizadas y sacadas de contexto para crear una narrativa engañosa.

La Ficticia Frida Sofía

Uno de los montajes más impactantes fue durante el terremoto de 2017, donde Loret de Mola y otros periodistas de Televisa reportaron sobre una niña atrapada en los escombros, llamada “Frida Sofía”. La historia mantuvo en vilo a todo el país hasta que se reveló que la niña nunca existió, lo que provocó un escándalo y un debate nacional sobre la ética en el periodismo.

El Caso de Afganistán y Otros Montajes

El alcance de los montajes de Loret no se limita a México. Jaime Hernández, un periodista que trabajó con Loret, desmintió su cobertura de la guerra en Afganistán, revelando que las supuestas situaciones de peligro eran en realidad escenificaciones y que Loret exageraba los hechos para engrandecer su figura como corresponsal de guerra.

Cobertura en Puebla

En el complejo escenario político de México, las elecciones en Puebla se han convertido en un campo de batalla no solo para los candidatos y sus partidos, sino también para los medios de comunicación que juegan un papel cada vez más influencial en la configuración de la opinión pública. Un actor destacado en este drama es Latinus, dirigido por Carlos Loret de Mola, cuya cobertura de las elecciones ha suscitado acusaciones de montajes y manipulación mediática con el apoyo de poderosas figuras económicas y políticas.

Latinus ha intensificado su cobertura en Puebla, centrándose en las actividades de Eduardo Rivera Pérez desde hace algunas semanas, justo después Mario Riestra, supuestamente sufrió una amenaza a su vida en un evento público, que más tarde se reveló involucraba a un vendedor de tortas después de tomar un par de cervezas, lo cual fue desmentido por el supuesto atacante, así fue calificado como montaje por críticos y opositores, sembrado dudas y desconfianza.

Ahora unas semanas después de esta gran cobertura ocurre un supuesto ataque al hogar de Eduardo Rivera, el supuesto asalto ha sido catalogado por críticos y analistas como un montaje, un escenario prefabricado para ganar simpatía del electorado y desacreditar a los opositores políticos, este incidente tiene serias inconsistencias en la narrativa de las autoridades municipales y del propio candidato, por ejemplo es llamativo que Rivera, estando vinculado estrechamente con el presidente municipal sustituto Adán Domínguez (PAN), quien tiene la responsabilidad directa sobre la seguridad en la zona, haya demandado intervención de los gobiernos federal y estatal para garantizar la paz. Esto plantea dudas sobre la gestión de la seguridad a nivel local.

Así también genera dudas la velocidad con la que la Secretaría de Seguridad Ciudadana de Puebla Capital respondió y capturó a los supuestos responsables, quienes tranquilamente esperaron en una gasolinera para ser detenidos, algo fuera de lo común es la respuesta policial eficaz y rápida, un hecho aislado en la capital poblana.

El hecho de que el alcalde haya declarado rápidamente que el incidente tenía connotaciones políticas, sin pruebas concretas o una investigación concluyente, suscita preocupaciones sobre la posible utilización del suceso con fines políticos y no como un hecho delictivo genuino.

Resulta curioso que los atacantes eligieran un momento para ejecutar el supuesto atentado sabiendo que Rivera no estaría en casa y que era fácil de comprobarlo en las redes sociales del candidato, lo cual cuestiona el objetivo real del ataque.

Los detalles sobre cómo los “sicarios” colombianos se equivocaron de casa, golpearon a los guardias y vecinas para terminar siendo capturados mientras recargaban gasolina, parecen poco profesionales y rozan lo absurdo, dado el perfil esperado de criminales organizados, también inusual y cuestionable que, aunque se afirmó que el atentado era contra Rivera, las víctimas fueran sus vecinas. Esto podría indicar una falta de precisión en el ataque o una escenificación mal ejecutada.

El testimonio de una vecina, que supuestamente mencionó a los ladrones que en ese fraccionamiento residía el alcalde con licencia, podría haber sido un intento desesperado por disuadir a los agresores. Sin embargo, la respuesta de uno de los delincuentes, mencionando que recibirían a Rivera “con un plomazo en la cabeza”, lo cual fue inmediatamente tomada por el candidato como una prueba clara de un atentado, aunque esta declaración del delincuente surgió solo después de que la vecina usara el nombre de Eduardo Rivera para amedrentar a los ladrones.

El eslogan de Rivera sobre mejorar Puebla a una “ciudad de 10” choca con la realidad de la seguridad y organización en su propia campaña y eventos relacionados.

El aumento de la criminalidad en Puebla durante la administración de Rivera como alcalde plantea la cuestión de si este evento es una extensión de la delincuencia común, lo cual contradiría la narrativa de un ataque políticamente motivado, son ejemplos de cómo se utilizan tácticas de miedo y confusión para influir en la percepción pública, si el ataque fuera real Rivera tras un ataque de tal magnitud no se enfocaría en usar el hecho como herramienta mediática , especialmente si consideramos el impacto emocional y de seguridad que un verdadero atentado tendría.

Según Alejandro Armenta Mier, candidato de la megacoalición Sigamos Haciendo Historia, estos actos son parte de un “entramado de montajes” orquestados con recursos tecnológicos financiados por el ayuntamiento de Puebla, destinados originalmente para la seguridad. Armenta sugiere que la verdadera intención detrás de la asignación de 3 mil millones de pesos para tecnología no era mejorar la seguridad sino fabricar montajes políticos.

Repercusiones y Críticas

Estos montajes no solo han manchado la reputación profesional de Loret de Mola, sino que también han alimentado un debate sobre la responsabilidad de los medios de comunicación en la era de la información. La constante exposición de montajes asociados a su trabajo plantea cuestiones críticas sobre su credibilidad, la carrera de Carlos Loret de Mola ha estado repleta de controversias que han puesto en tela de juicio la integridad del periodismo en México. Desde montajes escandalosos hasta acusaciones de manipulación política, su legado mediático sigue siendo objeto de análisis y crítica, subrayando la compleja interacción entre medios, poder y ética en la sociedad contemporánea, ya veremos la capacidad de operación en Puebla de estos grupos de poder en donde seguramente tratarán de seguir confundiendo al electorado en estas últimas semanas para tratar de reducir la ventaja de Alejandro Armenta en la gubernatura quién es el puntero en todas las encuestas.