Pareja derrapa en su moto y muere en el puente de la Recta a Cholula

Los paramédicos confirmaron que se trató de un hombre y una mujer, de entre 25 y 30 años; los jóvenes se impactaron contra una...
InicioPolicíaPolicías estatales y municipales de Puebla, metidos hasta los dientes con el...

Policías estatales y municipales de Puebla, metidos hasta los dientes con el CJNG

Son varios los municipios de la entidad donde tiene presencia este cartel; ahora su principal actividad es el robo de camiones sobre la autopista México-Veracruz

Aunque el fiscal General del Estado, Gilberto Higuera Bernal se niegue a reconocerlo, el Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG) opera en Puebla desde hace tiempo, y a sus filas se han sumado policías estatales y municipales. Incluso de la capital poblana, según un reporte de inteligencia del gobierno federal al que tuvo acceso Acento 21.

El reporte de inteligencia que descansa en los escritorios del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador y de la secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana, Rosa Icela Rodríguez Velázquez, señala que el CJNG opera en Puebla desde el 2013. Y poco a poco se ha metido y ganado terreno a otras bandas delictivas, tanto nacionales como locales.

Un hecho que ayudó a que este cartel cobrara presencia en Puebla y el país fue la detención de Joaquín “Chapo” Guzmán. Desde los años 90, el Cártel de Sinaloa tuvo el control de casi todo el país; su líder y socios controlaban todo el trasiego de drogas y otros delitos en la entidad poblana.

Aunque para el 2005, Los Zetas también entraron a Puebla con el permiso del exgobernador, Mario Marín Torres, nunca se disputaron la plaza con “El Chapo” y tenían dividido al estado. Pero en el 2013 y con su expansión, el CJNG entró a Puebla, que quedó a su merced tras el debilitamiento del cartel de Sinaloa y la posterior detención de Guzmán Loera.

De acuerdo con el reporte de inteligencia del Gobierno de la República, el CJNG comenzó a ganar terreno en Puebla con la ayuda de las bandas locales. Pues empezó a hacer franquicias con estos grupos para que le ayudaran a ganar terreno y eliminar a todos sus opositores o bandas contrarias.

Incluso, los socios del “Chapo” Guzmán poco a poco se fueron adhiriendo a las filas del CJNG. “El Bukanas”, en el Triángulo Rojo, y “El Loco Téllez” en San Martín Texmelucan, entre otros líderes locales, empezaron a operar para este cartel. El dominio de esta banda delictiva se extendió por toda la entidad poblana, pero tiene más presencia en los municipios colindantes con la autopista México-Veracruz, en el Valle de Serdán, Tehuacán y la zona metropolitana de Puebla.

Policías estatales y municipales, metidos hasta los dientes

Como ya lo han mencionado otros medios de comunicación, el CJNG diversificó el mercado criminal. Ahora su principal actividad es el robo a camiones de carga sobre la autopista México-Veracruz. El reporte de inteligencia del gobierno federal señala que los integrantes de dicha banda son los responsables de los bloqueos tras los asaltos masivos en las Cumbres de Maltrata en semanas pasadas.

También son los responsables del robo de camiones de carga en la autopista México-Puebla, a la altura de Santa Rita Tlahuapan, San Martín Texmelucan, San Miguel Xoxtla, y en el otro extremo como Esperanza, Palmar de Bravo, Quecholac. Y al interior de algunas regiones como Tehuacán y los municipios de San Salvador El Seco, Tlachichuca y Ciudad Serdán.

Incluso, ya hicieron negocio con las empresas de grúas, pues para que los dueños de los camiones recuperen las unidades, el CJNG les cobra la cantidad de 50 mil pesos. Los “grulleros” también se llevan su mochada por el arrastre de los camiones para que no vean dónde los esconden.

En Puebla capital ya tienen ubicadas dos zonas donde hay bodegas para resguardar los camiones. Se trata de lotes localizados en las entradas de la ciudad: una de ellas por la Vía Corta a Santa Ana; la otra por Misiones de San Francisco.

Pero todo esto ha sido posible gracias a la ayuda de elementos de la Policía Estatal y de los municipales, en especial los de Puebla capital. De acuerdo con el Atlas de Riesgo sobre la operación del Cartel Jalisco Nueva Generación elaborado por el gobierno federal, hay mandos de la Secretaría de Seguridad estatal involucrados con la organización.

Lo peor del caso es que son mandos estratégicos. Por ejemplo, en la propia área de inteligencia de la dependencia a cargo de Daniel Iván Cruz Luna. Por esa razón, todos los reportes que le llegan al secretario terminan en manos del cártel y sus alfiles saben los pasos que da la Policía Estatal para asestarles golpes.

Tanta información hay, que hasta han amenazado a los alcaldes que llegan con reportes a Daniel Iván Cruz. Pero las filtraciones del CJNG a los cuerpos policiacos no son exclusivas de la Estatal, también de la Policía Municipal de algunos ayuntamientos incluido Puebla capital.

El documento detalla que los agentes de seguridad que fungían como escoltas del alcalde, Eduardo Rivera Pérez, quienes fueron baleados en junio pasado en la localidad de Chachapa, también están inmiscuidos.

La versión oficial de aquel 7 de junio fue que los escoltas viajaban a bordo de su camioneta por la junta auxiliar antes mencionada, perteneciente al municipio de Amozoc, cuando un Vento blanco se acercó y les roció las balas.

Pero el documento de inteligencia federal señala que los escoltas de Lalo Rivera fueron por el cobro de la mercancía de un tráiler robado y que la otra parte ya no quiso hacer efectivo el trato. Por lo que se desató la persecución.

Incluso, la propia secretaria de Seguridad Ciudadana en el Ayuntamiento de Puebla, María del Consuelo Cruz Galindo sabe que el CJNG se ha infiltrado en sus filas y, por esa razón, ha cesado a los comandantes de sector.

Gilberto Higuera Bernal rechaza presencia del CJNG

En reiteradas ocasiones, el fiscal General del Estado, Gilberto Higuera Bernal ha querido convencer a los medios de comunicación acerca de que la presencia del CJNG en Puebla es un mito. Pese a las evidencias, el titular de la FGE insiste en que dicho cartel no opera en el estado.

Incluso, se negó a reconocerlo pese a la balacera registrada en San Miguel Xoxtla el pasado 29 de agosto a plena luz del día. Aquel día, un policía estatal perdió la vida.

En rueda de prensa, Gilberto Higuera reconoció que los delincuentes que ocasionaron el intercambio de balas son de Jalisco, pero no quiso decir si pertenecen al CJNG.