Anónimo en casa propia

En diversas entrevistas escuché al gran Carlos Monsivais hablar sobre el anonimato que se transpira en la Ciudad de México. Él hablaba de que...
InicioOpiniónSufre Lilí Campos "sopa de su propio chocolate" en Solidaridad

Sufre Lilí Campos “sopa de su propio chocolate” en Solidaridad

Por: Itzel Chan

Solidaridad, Q. Roo.- Lilí Campos Miranda, quien buscaba la reelección en el municipio de Solidaridad, ahora se encuentra lamentando lo que ella describe como un “fraude electoral” tras perder frente a Estefanía Mercado, la candidata de Morena, PT y PVEM.

 

Campos acusa un proceso “sucio y vergonzoso” con venta y compra masiva de votos, alegando que la secretaria de Gobierno del Estado, Cristina Torres, orquestó el fraude.

 

Sin embargo, para nadie es desconocido que en 2021 Campos se benefició de un proceso electoral marcado por un genuino fraude, ahí sí orquestado desde el gobierno panista liderado por Carlos Joaquín González, quien implementó un operativo masivo para asegurar la victoria de Campos y desplazar a Laura Beristain, quien buscaba la reelección por la coalición Juntos Hacemos Historia (Morena, PVEM, PT y el partido local Movimiento Auténtico Social).

 

El 6 de junio de 2021, Laura Beristain denunció ante la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales (FISEL) un fraude electoral; de hecho, en esa ocasión su domicilio fue allanado sin justificación por 25 elementos de la Policía estatal y la Fiscalía, en busca de material electoral.

 

El operativo incluyó la detención posterior de 30 personas vinculadas a su campaña, acusadas sin pruebas de llevar dinero para comprar votos. Entre los detenidos se encontraba Jorge Robles, entonces director de Seguridad Pública, quien fue acusado de manera falsa de obstaculizar el proceso electoral.

 

Beristain también presentó denuncias ante diversas autoridades, incluyendo la CNDH, la Fiscalía General de la República y la Secretaría de Gobernación, señalando al presidente del Tribunal Superior de Justicia del estado y al fiscal general como parte de los responsables de los abusos.

 

El Karma Electoral

 

Para Ripley, este año Lilí Campos, sin reconocer su derrota en las urnas del pasado 2 de junio, acusa a las mismas autoridades de fraude, pese a que previo a la jornada electoral la Fiscalía General del Estado detuvo a su operador político Emiliano Ramos y a otra persona por presuntamente operar una red de compra de votos a favor de Campos, ofreciendo hasta cuatro mil pesos por sufragio.

 

Vale mencionar que este oscuro personaje de nombre Emiliano Ramos se le coló a Laura Beristain en su campaña en 2021 ofreciéndose también como operador político, lo cual levanta sospechas en el sentido de que muy probablemente desde ese entonces ya trabajaba para Lilí Campos y, como vil ‘Mata Hari’, enviaba información para elaborar expedientes falsos y así justificar la detención de los encargados de la logística electoral de Laura Beristain, quienes permanecieron al menos tres meses detenidos de manera injusta.

 

Ese tipo de jugadas le salían de manera magistral a Lilí Campos porque tenía toda una estructura a su favor: Emiliano Ramos como diputado fue presidente de la Comisión de Hacienda en el Congreso de Quintana Roo cuando Carlos Joaquín era el gobernador y Lilí, a su vez, era al mismo tiempo vicefiscal de Óscar Montes de Oca y una de las “amigas” favoritas del gobernador, aunado a que fuentes cercanas a su persona afirman que la señora Campos disfruta siendo ‘la mala de la película’.

 

A partir de ahí, ya ungida como alcaldesa de Solidaridad, comenzó un ataque frecuente, obsesivo, sistemático y despiadado en contra del apellido Beristain, buscando de esta forma legitimar el robo que a todas luces cometió para poder usurpar el poder que no obtuvo de manera legal.

 

Campos, además, presentó un sinnúmero de expedientes para levantar cargos fabricados en contra de Laura Beristain (los cuales nunca le fueron probados), amén del bullying que siempre le recetó cuando acudía a las sesiones de Cabildo en su función como regidora, apostando a la máxima que establece que “una mentira repetida mil veces puede convertirse en verdad”.

 

Pero existe otro principio básico que es la Ley del Karma, la cual señala que “toda acción tiene una reacción, todo tiene una consecuencia, lo enviado al universo tarde o temprano vuelve a nosotros”, lo que aplica en forma directa y rápida en este caso porque como dice el presidente Andrés Manuel López Obrador, “no hay crimen perfecto y la verdad tarde o temprano sale a relucir”. Así, lo que Campos sembró en 2021 ahora regresa para poner en duda su integridad y su liderazgo.

 

La historia de Solidaridad demuestra que las injusticias del pasado pueden volver para ajusticiar a quienes las perpetraron, subrayando la importancia de procesos electorales justos y transparentes. Mientras Campos enfrenta las consecuencias de sus acciones, Estefanía Mercado se prepara para asumir el liderazgo del municipio, prometiendo un cambio basado en la integridad y el respeto a la voluntad popular.