Melechón, AMLO y la revolución de Francia

  En el vibrante escenario político de Francia, Jean-Luc Mélenchon ha emergido como el símbolo de una nueva esperanza y renovación. Su reciente triunfo electoral...

Anónimo en casa propia

InicioOpiniónLeón de NemeaLa fiera batalla por la Cuauhtémoc

La fiera batalla por la Cuauhtémoc

Por: Sergio Angelo

Se transformó en un campo de batalla la delegación Cuauhtémoc, donde Caty Monreal lucha por la transparencia del proceso electoral y contra los juegos sucios de la derecha. La decisión del Tribunal Electoral de la Ciudad de México (TECDMX) de aprobar el recuento total de votos es rayo de esperanza para reivindicar una contienda manchada por la corrupción y la compra de votos.

Desde el comienzo, Monreal ha defendido la importancia de un recuento voto por voto para garantizar la certeza jurídica en esta etapa de la impugnación. “¿A qué le tienen tanto miedo? Es solo un recuento; contar voto por voto para tener certeza jurídica en esta etapa de la impugnación”, publicó el 6 de julio, apelando a la razón y la justicia. Para Monreal, esta no es una simple disputa de poder, sino una batalla por la transparencia y la legitimidad del proceso electoral.

Frente a las acusaciones de su contrincante, Alessandra Rojo de la Vega, quien acusa a Monreal de perpetuar un “IMPERIO de corrupción y extorsión”, Caty se mantiene firme. Ella ve estas acusaciones no como una respuesta racional, sino como un intento de desviar la atención de las verdaderas irregularidades que, según ella, marcaron la elección. “No sólo el montaje de un atentado, sino también la compra de votos, violencia política de género, violencia electoral; hubo mucha guerra sucia. Es mi derecho poder contar cada uno de esos votos y no sólo el mío, es el derecho de las y los vecinos de la alcaldía Cuauhtémoc”, sentenció.

Caty Monreal expone su perspectiva, con anomalías en el proceso electoral, y la mínima diferencia del 3.3% en los votos justifica su demanda de un recuento detallado. “¿Qué de malo tiene pedir recuento voto por voto cuando hay claras evidencias de irregularidades y una estrecha diferencia del 3.3%? ¿Por qué no quieren hacer el recuento, a qué le tienen miedo, será que hubo muchos más montajes?”, expone con convicción.

Monreal se presenta no solo como una candidata que lucha por sus derechos, sino como una defensora de los derechos fundamentales de todos los ciudadanos. Su insistencia en el recuento de votos no es un capricho, sino una búsqueda de justicia en un sistema que, según ella, necesita ser limpiado de cualquier sombra de duda.

Caty Monreal se mostró respetuosa de la determinación tomada por la Sala Regional Ciudad de México del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) que suspendió el recuento total de votos en la alcaldía Cuauhtémoc hasta que sea el Tribunal Electoral local quien emita una nueva resolución, más justificada, para ordenar este recuento total. Se espera que en unos quince días comience este reconteo de votos, buscando darle certeza a esta elección.

En este enfrentamiento, Monreal emerge como la voz de los ciudadanos que desean ver un proceso electoral justo y transparente. Su batalla no es solo por el poder, sino por la integridad de la democracia misma, un principio por el cual está dispuesta a luchar hasta el final.

Ante las sombras de la incertidumbre, Caty Monreal lucha para que la verdad finalmente prevalezca y la voz del pueblo sea respetada .