Fortuna, virtud y el Efecto Mariposa

Nicolás Maquiavelo inmortalizó en “El Príncipe” una ecuación compuesta por dos elementos; elementos que en suma son imprescindibles para la materialización de cualquier triunfo...
InicioOpiniónJosé Alfredo Ortega, el general patriota.

José Alfredo Ortega, el general patriota.

Julian Mazoy
Por: Julián Mazoy

El estado libre y soberano de Michoacán de Ocampo es uno de los estados más complejos de gobernar.

La inseguridad en la que la sumieron las criminales estrategias de seguridad del pasado colocaron una tendencia al alza que hizo que pasara de 13 homicidios dolosos por 100,000 habitantes en el 2015, a duplicarse con 27 homicidios en la misma tasa para el 2016; tendencia que ha sido complicado cambiar a la baja. No obstante, grandes esfuerzos recientes dieron resultados. Michoacán pasó de ser el tercer estado más inseguro del país durante el 2022 a dejar de ser considerado como de alto riesgo por el gobierno federal, desplazándose al séptimo espacio.

Resultados de este tipo no se dan por generación espontánea. Entre otros factores, tiene que ver con el hombre quien fuera responsable hasta hace momentos de encabezar la seguridad pública en el estado: el general José Alfredo Ortega Reyes.

Especialista en inteligencia el general fue nombrado por su reconocida capacidad de operación profesional que lo mantuvo como director General de Planeación Estratégica, Seguridad e Inteligencia de la SEDENA, cargo en el que vio pasar a 8 secretarios de la defensa distintos; además de ser un hombre de visión y vanguardia que fue la primera persona en encabezar la unidad de áreas especializadas de la Guardia Nacional. Un servidor patriótico que siempre se caracterizó por su profunda entrega ideales transformadores y a la defensa de la soberanía nacional.

Pero en política, los ideales, la preparación y los resultados no siempre se traducen en supervivencia. El hombre que resistió durante una vida entera en el servicio a su nación fue víctima de presiones políticas que lo llevaron a tener que firmar su renuncia a solicitud del titular del ejecutivo.

Te recomendamos leer: Presentan en puebla el movimiento cs2024

Un grupo de policías en paro; elementos insurrectos, que en su inactividad amenazaron con secuestrar la capacidad del estado para garantizar la seguridad pública, generaron suficiente presión como para que el gobernador cediera y le diera la espalda al hombre recomendado desde presidencia de la república y que había iniciado un largo proceso de pacificación en un complejo estado. Esto, para nombrar secretario de seguridad pública a un personaje de su confianza, con nula experiencia en la materia. Donde se requiere la pericia, ahora se le apuesta a la improvisación con Juan Carlos Oseguera.

El titular del ejecutivo de Michoacán aprovecha el ocaso del sexenio para darle la espalda al presidente y continuar apostándole a la fortuna más que al talento. Hasta ahora la fortuna le ha correspondido, tanto así que se sienta en la más grande de Casa Michoacán por motivos circunstanciales. Quizá así debe de ser para el gobernador michoacano. Tener a un secretario de seguridad pública con antecedentes en inteligencia y disciplina militar, resulta peligroso si se quiere esconder bolsas negras en el clóset.

Espero que la gente del noble estado que vio nacer a José María Morelos y Pavón no sufra las consecuencias reales que implican hacer de la política un tablero de ajedrez más que una vocación de servicio al pueblo. Hacer política no puede ser una apuesta permanente por la fortuna más que por la capacidad.

Se va con la frente en alto, General.

EL POBLANO QUE HEREDÓ LA FUERZA DE LA 4T