Marchan en CDMX para exigir sanciones a Israel por bombardeos a Gaza

Cientos de personas se manifestaron este viernes en la Ciudad de México para exigir al gobierno mexicano que condene los ataques de Israel contra...
InicioNacionalContaminación del aire amenaza la salud de los habitantes del Valle de...

Contaminación del aire amenaza la salud de los habitantes del Valle de México

El primer día del año 2024 amaneció con una pésima calidad del aire en el Valle de México, donde se activó la fase preventiva de contingencia ambiental por las altas concentraciones de partículas PM10 y PM2.5, que pueden causar graves daños a la salud.

Según el Sistema de Monitoreo Atmosférico, la mayor parte de la Ciudad de México y el área conurbada presentaron niveles de contaminación muy malos a extremadamente malos, con un riesgo de muy alto a extremadamente alto para la población.

La Comisión Ambiental de la Megalópolis informó que a las 8:00 horas de este lunes se registraron concentraciones promedio de 179.7 micro gramos por metrocúbico de partículas PM10 en la Estación Villa de las Flores, ubicada en el municipio de Coacalco de Berriozábal, Estado de México.

Asimismo, a las 9:37 horas se reportaron concentraciones de 146 micro gramos por metrocúbico de partículas PM2.5 en la estación Santiago Acahualtepec, ubicada en la alcaldía Iztapalapa, en la Ciudad de México.

Estas cifras se encuentran muy cerca del límite de 150 micro gramos por metrocúbico, que es el criterio para declarar una contingencia ambiental.

Las partículas PM10 y PM2.5 son las más pequeñas y peligrosas para la salud humana, ya que pueden penetrar en el sistema respiratorio y el torrente sanguíneo, provocando enfermedades cardiovasculares, respiratorias y cáncer pulmonar.

El Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC) advirtió que la composición de estas partículas puede ser más tóxica, debido a la presencia de sulfatos, nitratos, ácidos, metales y carbono negro.

Ante esta situación, se recomienda a la población evitar las actividades al aire libre, usar cubrebocas, cerrar puertas y ventanas, reducir el uso de vehículos y fuentes de combustión, y acudir al médico en caso de presentar síntomas respiratorios o cardiacos.