Gobernador de Puebla pide a las familias construir la unidad

Lamentó que hoy dos jóvenes enfrenten situaciones legales, al referirse a los gemelos que están vinculados a proceso por la agresión a Ernesto Calderón   Mary...
InicioLos amantes del poderResucita Acento 21

Resucita Acento 21

El destino es muy raro.

Se empeña en regresarme.

Es muy necio, pues quiere que sea lo que no quiero ser, pero al final es lo que soy: un periodista.

Hace unos meses tomé la decisión de separarme de Periódico Central para emprender una nueva aventura fuera del periodismo, de los medios de comunicación y de la política. Me ha ido bien, no me puedo quejar, y de pronto llegó un gran amigo, Sergio Ángelo Ávila, quien me invitó a relanzar Acento 21.

Lo pensé, lo medité, analicé, consulté con la almohada, lo pensé en mis ratos de ocio en las Termas. Con alguna lectura o viendo una serie de Netflix. Al final, todos los periodistas que pasamos por estas crisis existenciales regresamos, siempre nos queda la espinita, tal vez es ego, tal vez lo único que sabemos hacer.

Central pasó por una grave crisis económica, de identidad; una pelea en la que todos salimos embarrados y mal parados. Todo eso fue lo que me hartó, pero fueron las palabras de un gran amigo las que me hicieron revalorar el papel de los periodistas en la sociedad y en la relación poder-prensa. Espero que no se moleste mi amigo, el gobernador Sergio Salomón Céspedes, por hacer pública aquella pequeña charla que tuvimos en el relanzamiento del Sistema de Información y Comunicación (SICOM).

Su frase fue más o menos así: “No permitan nunca más, no permitan que los vuelvan a coaccionar”, “no dejen que los vuelvan a coaccionar”. Y es el día en que sus palabras me hacen tanto eco que hasta se me eriza la piel, porque el gremio periodístico fue coaccionado, nos echaron a pelear como perros unos a otros.

Periodistas diciendo quiénes son los periodistas malos y quiénes los buenos, periodistas asumiendo batallas políticas, defendiendo a políticos y destrozándonos entre todos. Fuimos divididos, fuimos aislados, nos metieron a la arena del Coliseo para diversión de unas cuantas personas. Nos pusieron a pelear como en la antigua Roma, mientras el César y sus allegados disfrutaban del espectáculo.

Imaginen, periodistas que nos echaron a pelear como perros por los mismos pesos, por las visitas, por ser el portal número 1 de más de 100 que hay en Puebla, por ver de quién hablan más los políticos, olvidando que es la sociedad, que son los ciudadanos los que deben de hablar de nuestro trabajo.

Y sí, tampoco estoy ajeno a eso. Pero me gusta pensar más es en los lectores. Nos debemos a ellos. Y cada vez que alguien nos quiera coaccionar, deberíamos de pensar que estamos del lado de la sociedad, no de los políticos. Ellos van y vienen, pero al final nuestras letras, nuestras palabras y nosotros mismos seguimos aquí.

Agradezco a Sergio Ángelo por la confianza.

Agradezco al equipo que me brindó su confianza para trabajar conmigo en esta nueva aventura. Sin ellos no lo podría hacer. Son grandes amigos y muy profesionales.

Agradezco a mis amigos que siempre me brindan un consejo, me dan una palmadita y me hacen ver la realidad. Incluso, cuando me subo a mi ladrillo son los primeros que me bajan.

Y espero que, para ustedes, apreciables lectores, el trabajo que haga el equipo de Acento 21 sea de su total agrado.