Quién metió a Nacho Mier en la terna

Yonadab Cabrera Cruz Mi amigo Mario Alberto Mejía contó en su columna la historia de lo que ocurrió fuera de cámaras en el Consejo Estatal...

Resucita Acento 21

InicioLos amantes del poderLos gobernadores de Puebla enriquecieron a Andrés Roemer

Los gobernadores de Puebla enriquecieron a Andrés Roemer

Los gobernadores de Puebla enriquecieron a Andrés Roemer o Andrés Roemer la vio la cara a los gobernadores de Puebla.

Ese es el dilema, mis pequeños amiguitos del bosque. Cómo fue que tantos gobernadores le dieron tanta lana a este señor.

Vaya, ya no necesitó trabajar ni hacer otra cosa, solo venir a Puebla una vez al año, durante 11 o 12 años, para vivir bien. Todo a costa del erario, de nuestros impuestos y nuestra inteligencia, con La Ciudad de las Ideas.

El señor Roemer llegó a Puebla por ahí de 2007. Lo trajo el flagrante Gerardo Pérez Salazar, exsecretario de Finanzas de Mario Marín. Lo vendió como una estrategia para limpiarle la cara al “Góber precioso” con las clases sociales que lo repudiaban.

Por supuesto, la primera edición fue todo un éxito. Todos los fifís poblanos pagaron los boletos de entre 18 y 21 mil pesos. Todo el mundo quería estar en La Ciudad de las Ideas, el evento para personas “listas” de Puebla.

Pero ya saben, como a los poblanos les gustan las poses, los asistentes llegaron de traje, de vestido de noche o para el antro. Sí, muy bonito todo, pero le dieron un chingo de lana.

Al siguiente año ya no solo fueron los fifís. También acudieron los poblanos que aspiran o aspiraban a ser fifís. Hubo más venta de boletos. Para el 2009 hasta una muchacha lloró por estar ahí.

Ella solo quería estar ahí porque era lo del momento, la gente “popular” de Puebla, toda, estaba ahí. Y, claro, esta muchacha también quería pasearse por el Auditorio Metropolitano, lugar donde siempre se hacía este evento.

Luego llegó Moreno Valle. Y ahí sí, Roemer disfrutó de más lana. Che RMV, hubo un año en el que le dio 35 millones de pesos. Y se volvió más accesible pero más exclusiva. Accesible porque ya hubo becas o pases para la perrusqui, la plebe, el pueblo.

Lo mismo ocurrió con Tony Gali. Vaya, hasta Barbosa le dio lana, y eso que según odiaba todo lo que oliera a los yanquis, el imperialismo, etc, etc, etc. Eso sí, debo reconocer que dio muchas becas para que estudiantes de escasos recursos pudieran entrar.

Y también bajaron los precios, pero dejó de ser entonces atractivo para la gente “inteligente”, “culta”, “lista”. Todo iba bien hasta que Andrés Roemer se tropezó con más denuncias y casos de acoso sexual.

Imaginen 4 gobernadores de Puebla le estuvieron llenando las bolsas de los pantalones a este tipo. Le estuvieron dando dinero como curador de la Ciudad de las Ideas.

Le dieron todo a manos llenas, cuando con ese dinero mejor hubieran comprado buenos libros y repartirlos, o invertirle a la educación. Pero así pasa en esta Puebla de pose, donde mucha gente prefiere quedarse sin comer a perderse el “evento del año”.

Andrés Roemer disfrutó por más de 10 años del erario, poblano que buena falta nos hace.