Puente aéreo para rescatar a turistas de Acapulco tras huracán Otis

El huracán “Otis” azotó el estado de Guerrero el pasado miércoles 25 de octubre, causando graves daños en el puerto de Acapulco, donde...
InicioAlerta CiudadanaMuere niña maltratada por su padre y otros familiares en Puebla

Muere niña maltratada por su padre y otros familiares en Puebla

Daniela era una niña de seis años que vivía un infierno en su casa en la colonia Granjas de San Isidro, en Puebla.

 

Redaccion

Su padre, que se había separado de su madre, la tenía a su cargo junto con otros tres miembros de su familia, que presuntamente le infligían abusos físicos y sexuales.

 

El viernes pasado, la niña murió por las graves lesiones que le causaron los golpes que recibió. Su padre intentó hacer pasar su muerte como natural y la llevó a una farmacia, donde el médico confirmó que ya no tenía signos vitales. Luego, la regresó a su vivienda y le puso una veladora, simulando que había fallecido por causas naturales.

 

Sin embargo, los policías que llegaron al lugar se percataron de que la niña tenía moretones y evidencias de violación. Por ello, dieron aviso a la Fiscalía General del Estado, que se hizo cargo de las investigaciones y ordenó el traslado del cuerpo al Servicio Médico Forense para realizar la autopsia.

 

Los policías también detuvieron al padre y a otros tres familiares de la niña, que están bajo la sospecha de haber participado en los maltratos y agresiones sexuales. La Fiscalía Especializada en Investigación de Delitos de Violencia de Género Contra las Mujeres se encarga del caso, que ha conmocionado a la sociedad poblana por la crueldad con la que fue tratada Daniela.

 

La niña ya había ingresado al hospital en dos ocasiones anteriores por las lesiones que le provocaron sus familiares. En marzo, fue golpeada por su madre, que también está denunciada por violencia familiar. En mayo, sufrió quemaduras en los glúteos, muslos y otras partes de su cuerpo. La última vezque llegó al hospital fue el 21 de agosto, cuando ya era demasiado tarde para salvarla